Su navegador no acepta javascript
19 de octubre de 2019
Agenda de Eventos
 
Ferias, fiestas y promociones

El día de Santiago
Ver imagen

El 15 de agosto las familias y amigos buscan la sombra de las alamedas y el frescor de los ríos merendando y pasando juntos el día en el campo. El lugar más visitado es el Barranco de la Piedra, porque allí es donde el río lleva más caudal y hay abundantes alamedas.

Fiesta de San Marcos
Ver imagen

San Marcos, no siendo el patrón del pueblo, tiene las mayores fiestas que se disfrutan en el lugar. Lo más típico y afamado de estos días es la degustación del tradicional ¿Potaje de San Marcos' el día 24, que se reparte gratuitamente a todos los asistentes, y se come en fuentes en grandes mesas situadas en la plaza principal. Durante los días en que transcurre la fiesta también se reparte entre los asistentes chocolate, refrescos, bocadillos, pasteles y frutos secos. Uno de los actos más llamativos es la entrega y lanzamiento de los ¿Roscos de San Marcos' que se realiza el día 25. Estos son bendecidos por el párroco y se entregan a los que han asistido a la misa. Después varios sacos de roscos son lanzados por los ¿sanmarqueros' a la multitud congregada en la plaza del pueblo. Según la tradición estas rosquillas de pan sirven para aliviar los estragos que causan las tormentas. En los días tormentosos de verano se colocaba en las ventanas algún rosco guardado durante el año para que el santo protegiese la vivienda.

Semana Santa
Ver imagen

Aparte de las procesiones, tradicionales del sur y de otros lugares de España en estas fechas, hay dos momentos que cabe resaltar en la Semana Santa de Lugros. En el Sábado de Gloria, durante la misa nocturna, cuando el párroco dice 'gloria' los asistentes comienzan a dar la ¿cencerrada' con cacerolas, cencerros y trompetas. Transcurridos unos momentos pasan a recorrer las calles, alargándose el acto hasta altas horas de la madrugada para celebrar la resurrección del Hijo de Dios. Al día siguiente, al amanecer, sale de la Iglesia la imagen del Niño Jesús, transportada por las mujeres y recorre el pueblo buscando a su Madre. Finalizado el recorrido, se para en la plaza principal y de la iglesia sale la imagen de la Dolorosa que se encamina hacia su hijo, entre cohetes y aplausos de los emocionados vecinos. Las dos imágenes se inclinan en un simulacro de abrazo y vuelven a recorrer las calles del pueblo ahora ya juntos.